jueves, 24 de octubre de 2013

Wang al rescate

La semana pasada escribí desde las tripas para intentar sacarme de encima ese sentimiento de derrota que las malas noticias que nos trajo me habían dejado. Bien, no lo conseguí del todo, pero...

 



Con el fin de semana y el inicio de la cotidianeidad que nos trae el lunes he ido viendo algunos brotes verdes. Estos sí, no los que nos quieren hacer ver los PPgobernantes ahora que enfilan la recta final de su mandato y se les aproxima el periodo preelectoral.

 [Abro un paréntesis: (presumen de tener una hoja de ruta marcada; sin duda. Consistía en acrecentar la crisis y el negro panorama económico al inicio de su mandato, para inducir miedo y justificar los recortes, y a continuación, como digo preparando las elecciones, decir que la crisis se ha solucionado como consecuencia de su gobierno. Así la crisis es causa del gobierno anterior y ellos la demostrada solución. Y si para eso hay que maquillar estadísticas, mentir, manipular o tergiversar, pues se hace. Es tan burdo y previsible que hasta me temo que les funcione.) Cierro paréntesis.]

Volviendo a mis brotes verdes, he estado intentando buscar algunas briznas de esperanza. Algunas buenas noticias que nos iluminaran un poco entre tanta podredumbre. Algo a lo que agarrarnos para pensar que no todo está perdido.

Y Wang, especialista como es en señalarme las cosas positivas, me ha recomendado mirar lo pequeño, lo cotidiano. Así lo he hecho.

Y he descubierto a un montón de compañer@s comprometidos en el día a día con su trabajo. Preocupados y un poco más desanimados que en otras ocaciones, pero comprometidos con los casos, las familias, los servicios y los programas que gestionan, dando lo mejor de sí mismos para que todo salga adelante.

También he visto como las Mareas Naranjas de todo el territorio organizan acciones, denuncian las injusticias, nos convocan, movilizan... Defienden el Sistema en una palabra. Os pongo por ejemplo un enlace a una de las últimas acciones de la Marea Naranja de Aragón sobre la defensa del Ingreso de Inserción.  (Enlace)

Otros colectivos y asociaciones, como la asociación de directores y gerentes de servicios sociales, (enlace) elabora y nos proporciona documentos, argumentos, mantiene su actitud de denuncia ante el desmantelamiento de los servicios sociales y ante los duros corazones de quienes lo promueven. (Enlace)

Internet, la red, está llena de colectivos y personas que se posicionan, que luchan, que convocan, que comunican sus experiencias, reflexiones... Barro un poco para casa y os pongo un ejemplo de ello: la blogotsfera (Blogosfera del Trabajo Social).

Más de 1.000 Trabajadores Sociales nos vamos a reunir en el Congreso que el Consejo General y el Colegio de Málaga han organizado. "La Intervención social en tiempos de malestares: sabemos, podemos, queremos." Sobran las palabras.

Algunas personas y familias que conozco están solucionando sus problemas, sus conflictos, saliendo adelante, agarrándose y utilizando los pocos recursos que el sistema ha dejado a su alcance.

Las alumnas en prácticas han llegado este curso a mi centro con la misma mezcla de inexperiencia, incertidumbre e ilusión de siempre. Savia nueva y empuje para la profesión. Al respecto os recomiendo esta entrada de Nacho sobre el tema.

Los compañeros del sistema educativo han organizado una huelga y con valentía y coraje, se están oponiendo a una Ley Educativa que arrasa el Sistema Educativo. No tanto como la Reforma Local va a hacer con el nuestro, pero casi.

[Abro otro paréntesis: (¿seremos capaces en Servicios Sociales de organizarnos del mismo modo? Creo que ahí está uno de nuestros grandes retos.) Cierro parentesis.]

En fin, un montón de motivos para la esperanza. Unos más pequeños, otros más grandes, pero motivos al fin y al cabo.

No sé qué pasará al final. Tal vez lo único que merezca la pena sea el camino, me dice Wang...

2 comentarios:

  1. No somos tantos como en Educación, pero lo estamos intentando; podemos!

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón Elena. No hay más opción. Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.