lunes, 29 de febrero de 2016

Ciclos

Hace unos días corrí el Maratón de Sevilla. Era la tercera vez que corría esa mítica distancia y he decidido que con él cierro un ciclo, aunque nunca se sabe...


Porque en principio, no llevo intención de prepararme ninguna maratón más. El deporte me ayuda a mantener mi bienestar físico y mental e inscribirse en este tipo de carreras forma parte de una suerte de retos y objetivos que te vas marcando para motivarte a entrenar.

Por esa razón, junto con un compañero, decidimos prepararnos para correr  en Sevilla. Ha sido muy duro el entrenamiento, con muchos meses y kilómetros de preparación. Ha habido que superar bastante dolor, con un par de inoportunas lesiones que ponían en riesgo conseguir el objetivo. Y durante la carrera, y previo a ella, las dudas de si serás capaz o no de terminar.

Todo ello lo das por bien empleado cuando llegas a la meta, entre lágrimas de emoción y con la mente puesta en todas las personas que te han ayudado a conseguir tu reto. Entonces piensas que ha merecido la pena y te quedas con todo lo positivo de los entrenamientos y de la carrera.

Las emociones que sientes son dificilmente transmisibles. Sólo se pueden comprender si se han vivido y son las que compensan la dureza de preparar y correr esos cuarenta y dos kilómentros y pico.

Pero una vez terminada, creo que es el momento de olvidar esa distancia. Bajar el ritmo y seguir haciendo deporte con distancias menores, donde no hay tanta emoción pero tampoco tanto sufrimiento.

¿Que por qué os cuento todo esto?, os preguntaréis, tratándose de un blog dedicado al trabajo social y los servicios sociales.

Pues porque creo que también ha llegado el momento de cerrar un ciclo en este blog. Después de casi cuatro años escribiendo sobre trabajo social y otras cuestiones relacionadas es el momento de tomarnos un descanso, al menos temporal.

Las sensaciones son parecidas a las que tengo respecto al maratón. Al igual que la dureza y el sufrimiento durante la preparación hacen que me plantee por el momento no volver a correr otra, el desánimo respecto a los caminos actuales que han tomado el trabajo social y los servicios sociales hacen que encuentre cada vez menos motivos para escribir sobre los temas que nos acontecen.

Del mismo modo que no me merece la pena preparar una distancia tan larga, cada vez me resulta más dificil encontrarle utilidad a esta tarea de escribir en el blog.

Creo que es mejor tomar un poco de aire, cerrar esta ventana por un tiempo y cuando me note con el impulso suficiente, volver de nuevo a escribir, bien en este blog o dentro de un nuevo proyecto. El tiempo lo dirá.

Así que,  por el momento, Wang se marcha a China y yo me quedo por aquí corriendo distancias menores y disfrutando de ellas. En este sentido, durante un tiempo, mantendremos la página de Facebook abierta para compartir enlaces y pequeñas reflexiones.

Gracias a todos los que habéis dedicado algo de vuestro precioso tiempo a leer y comentar nuestras entradas. Ha sido todo un privilegio.

Nos volveremos a encontrar, seguro. Dentro de unos meses, al año que viene.... Porque al igual que en la Maratón... nunca se sabe.

27 comentarios:

  1. Le he dado a "Me gusta" en tu Fanpage, pero leyendo esto, pues da un poco de pena. Espero que vuelvas a escribir lo que quieras y donde sea. Que me entere porque he aprendido de ti.
    Hasta pronto :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Carolina. Es un descanso temporal. Nunca se sabe.

    ResponderEliminar
  3. Ohhhh! ¡Qué lastima Pedro! Voy a perder una de mis lecturas preferidas.
    Espero que solo sea por un corto tiempo.
    Me encanta como me haces reflexionar ......

    ResponderEliminar
  4. Qué sola me dejas, Pedro. Por otra parte, lo entiendo, escribir es un ejercicio que requiere esfuerzo y sobre todo motivación. Espero que al menos te mantengas activo en las redes sociales. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, amigas. Claro que seguiremos activos. Como he comentado por ahí dejo de momento la maratón, no el "deporte" ni las "carreras". Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Algo parecido escribí hace casi un año. Andaba cansado, no se me ocurría nada. Tenía sensación de no llegar a más. Ahora echo en falta el tiempo de escribir, de poder demorarme mas allá de la pura gestión. ¡Qué mal repartido está el mundo, el tiempo y los espacios vitales! Espero que como a mí te vuelva a entrar el gusanillo y puedas darle su espacio. Han sido muchas entradas que nos han hecho pensar y ser mejores. No pienses, que se que no lo haces, que lo que escribiste es vano. No lo es. Aunque solo sea para uno mismo la escritura es un camino del pensamiento. Bueno. Cuantas cosas juntas. Querría decirte mucho más y seguramente me ha salido escaso, reiterativo, superficial.... Simplemente que sepas de forma expresa lo que supongo que ya sabes de forma implícita: que te valoramos muchísimo un montón de gentes que nos consideramos tus amigos, al menos tus compañeros de viaje. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Joaquín, agradezco mucho tu comentario y valoración. El dejar de escribir en el blog tiene que ver con lo que intentaba transmitir de la maratón. Al igual que ahora necesito que mis piernas y mi cuerpo descansen, necesito hacer un poco de distancia respecto a algunos temas, tomarme un respiro... El camino hasta ahora, con su dureza y sus cosas buenas, me ha merecido la pena. Seguimos comprometidos en el viaje donde, por otra parte, es un privilegio contar con compañeros como tú. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Vaya!!! Ha sido muy interesante y motivador leer tus análisis sobre el Trabajo Social y los Servicios Sociales y su defensa del Sistema Público . Buen descanso y hasta pronto !!!

    ResponderEliminar
  8. Hola pedro te entiendo perfectamente, mi primer maraton fue el de sevilla hace ya algunos añs,y el segundo fue en mi ciudad malaga. Hoy encuentro menos estimulo para hacer carreras tan largas pero sigo corriendo. En la carrera siempre he encontrado un magnifico momento para reflexionar y descubrir nuevas ideas, algunas de ellas expresadas y llevadas a cabo. Me apena que nos dejes pero estoy convencido que es temporal,y Wang aparecera el dia que menos esperemos, porque ese gusanillo al igual que el de las correras nunca lo perderemos bajaremos el ritmo o buscaremos otras sensaciones pero es parte de nuestra vida.

    ResponderEliminar
  9. Tienes toda la razón, Rafael. Preparar y hacer esta maratón me ha resultado muy exigente y la verdad, no me veo en otra. Pero seguiremos con las medias, y las carreras de montaña son muy amenas, aunque seleccionaré muy bien los kms. De igual manera, seguiremos reflexionando sobre los ss ss y el trabajo social, como bien dices, no podemos renunciar a ello. Cualquier día Wang volverá y nos pondremos de nuevo a escribir. Mientras, seguiré leyendo vuestros blogs y comentando en las redes. Gracias por todo y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Pedro. Lamento esta decisión, pero la entiendo y estoy seguro de que seguirás dando guerra, ahora, por otras vías también. Continuaremos siguiéndonos, así que pelearemos juntos por estos servicios sociales tan achuchados, eso, fijo. Te mando un abrazo crujiente a tí y a Wang. Nos vemos. Nacho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nacho, nos seguiremos encontrando en las redes y fuera de ellas. Seguiré tus andanzas por esos servicios sociales madrileños, tan diferentes y tan parecidos a los míos. Un abrazo.

      Eliminar
  11. Entiendo y respeto tu decisión Pedro,pero voy a echar de menos tus reflexiones. Siempre me han ayudado a nivel profesional y actualmente en el ámbito político. Un saludo y seguir e leyendo tus reflexiones cuando vuelvas a escribir.

    ResponderEliminar
  12. Hola Pedro. Siento que estés cansado y aún siento más que estés desanimado. Estoy seguro que son sensaciones temporales que pasarán en cuanto vuelvas a estar en forma. Así lo quiero y espero. Como señalan otr@s compañer@s todos sentimos algo similar de vez en cuando. Si de algo estamos muy necesitados en Trabajo Social es de una continua revisión crítica de lo que hacemos y de donde estamos.Quedo a la espera de tu regreso. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. No sabes la pena que me da... y lo que te entiendo. Gracias por todo lo que nos ha dado tribulaciones. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Gracias Pablo. Hay ocasiones en que es mejor parar un poco a reflexionar, como bien dices, donde estamos y qué hacemos. Las redes son muy expuestas e intensas y necesito un poco de distancia para hacer esa reflexión. Agradezco tus palabras y tu ánimo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Gracias Mónica, tus comentarios siempre me han animado a escribir. Mucho ánimo en tu compromiso político. Nos vemos.

    ResponderEliminar
  16. Gracias, Sergio. Un abrazo para ti también

    ResponderEliminar
  17. Yo os voy a echar mucho de menos! besos y saludos desde mi Levante Feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Reme, te devuelvo esos saludos desde mi Moncayo, también feliz.

      Eliminar
    2. Gracias Reme, te devuelvo esos saludos desde mi Moncayo, también feliz.

      Eliminar
  18. Me siento muy identificada con tu reflexión Pedro, las perspectivas de nuestra profesión, el camino de los SSSS, de lo público... nos tienen a todos y todas tristes y desmotivados. Mucho ánimo en este descanso, que seguro te servirá para encontrar fuerzas renovadas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gema, volveremos de un modo u otro. No nos queda otra. Otro abrazo para tí.

      Eliminar
  19. Pedro tengo que confesarte que al ver tu cierre en este rincón me he sentido un poco huérfana. Huérfana de tus certeras reflexiones con las que siempre me siento identificada y de las que he aprendido y compartido los retos y sinsabores de la práctica cotidiana del trabajo social.
    A veces también es bueno aplicar nuestras orientaciones terapéuticas en nuestra propia vida, aparcando la dirección y pasando a ser espectadores relajados de esta "pelicula de lo social". Espero que pronto vuelvas a la dirección.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Gracias Begoña, tu valoración me resulta reconfortante. En cuanto a lo que indicas, nunca he tenido la intención de dirigir nada, aunque sí que tienes razón en que a veces hay que tomar un poco de distancia y observar la realidad social un poco más "desde la barrera". Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Pedro, ¡¡qué tarde llego a esta noticia!! En los últimos meses no he sentido la motivación por escribir, cada vez me cuesta más por motivos similares a lo que leo en esta entrada, me he alejado de forma consciente del mundo bloguero para intentar volver con energía, así que he dejado de leer y de escribir por un tiempo. Ahora vuelvo y me encuentro con tu despedida, como tú dices, temporal. Quiero que sepas que leer tu blog durante estos años ha sido una prioridad para mí, me ha ayudado a entender mejor mi trabajo, a afianzar mis convicciones, a asentar mis valores y prioridades respecto a la defensa de los derechos sociales y el sistema público de Servicios Sociales, a aumentar mi compromiso, en definitiva, a crecer y llegar a una versión de mí mismo un poco mejorada, mucho en lo profesional y seguramente otro tanto en lo personal. Desde aquí mi abrazo virtual, que espero pronto sea ser real pues nos volveremos a encontrar. Personas y profesionales como tú son muy necesarios, sólo me queda decirte GRACIAS.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.