domingo, 24 de diciembre de 2017

Otro año más...

Acaba el 2017 y como todos los años, dedico una entrada a recapitular y evaluar brevemente el año tanto a nivel personal como profesional y, por supuesto, desde el punto de vista del blog.


A nivel personal, este año he cumplido 50 años y lo he celebrado con amigos y familia como la cifra merece. Con menos energía que hace unos años, pero con más experiencia, me pasa en general como en las carreras: un poco menos de velocidad, pero mantengo un buen fondo. En cuanto a mis aficiones, los objetivos los hemos ido cumpliendo, superando incluso alguna inoportuna lesión. Tan sólo se resistió un poco la montaña, queda pendiente algún pico para otra ocasión.

A nivel profesional, los que seguís el blog ya sabéis que pienso que atravesamos una profunda crisis tanto en el Trabajo Social como en los Servicios Sociales. Los paradigmas que hemos utilizado durante años ya no nos sirven y no acertamos a ponernos de acuerdo ni desarrollar unos nuevos. Por lo demás, hemos intentado no quedar sepultados por esta crisis y en lo laboral hemos conseguido desarrollar algunos proyectos interesantes. Lo seguiremos intentando aunque cada vez hay más viento en contra.

Y en cuanto al blog, pues también hemos conseguido mantenerlo a flote este año. Bajando un poco el ritmo frente a años anteriores, pero al final han sido 35 las entradas publicadas. Algunas de ellas se han situado (con cierta sorpresa para mí, lo confieso), entre las más leídas de todo el blog.

Las entradas más leídas este año han sido:
  • "El Trabajo Social ha muerto" Una entrada que tuvo miles de lecturas e innumerables comentarios en las redes sociales y tras la cual tuve que escribir otra "Viva el Trabajo Social", para aclarar algún concepto y/o malentendido de la primera. En ellas ponía el dedo en la llaga sobre la deriva del Trabajo Social y los Servicios Sociales en los últimos tiempos.
  • "La desaparición del Trabajo Social", también con una gran repercusión y en la que compartí el contenido de la comunicación que realicé al III Congreso de Trabajo Social de Aragón, jugando entre bromas y veras con el cuento de Alicia en el País de las Maravillas.
  • "El secuestro de la relación de ayuda", en la que reflexionaba sobre la dialéctica entre la profesión y la sociedad a la hora de delimitar estas relaciones de ayuda y "Amancio I El benefactor", donde alertaba sobre los peligros de la filantropía, fueron también entradas con una gran difusión y no exentas de algunas polémicas.
Si les queréis echar un ojo, ahí las tenéis. O si preferís leerlas en pdf, os adjunto un documento que podéis descargaros con todas las entradas del blog este año: (os recuerdo que en esta entrada: "Cinco años de Blog" tenéis las de todos los años anteriores).


Y ya sib más, Wang y yo aprovechamos para desearos una Feliz Navidad y lo mejor para el año que viene, en el que seguiremos confiando, conversando y construyendo juntos.

Un abrazo a tod@s.

4 comentarios:

  1. Espero que sigas publicando por muchos años más, necesitamos opinión fundada, debate, crítica, confrontación y alguna que otra maniobra de reanimación. Muchos besos y feliz 2018.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Belén. Espero hacerlo junto a tí y tu blog. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Feliz año, y espero seguir pensando contigo y con Wang un año más. Y conocerte en algún evento.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.